Los ataques cibernéticos se han aumentado en un 350% debido al teletrabajo

Aunque es una tendencia en auge desde que comenzó la pandemia y a día de hoy varios países ya estén volviendo a la presencialidad, son cada vez más los expertos que advierten acerca de los posibles riesgos que las organizaciones enfrentan al migrar hacia el teletrabajo como una posible opción de cara al futuro.

Con las vacaciones de las instituciones educativas, que generalmente llegan en estas fechas y además de la tendencia de muchas parejas a mudarse al exterior, la posibilidad de teletrabajar desde casa se plantea como una buena alternativa. En la mayoría de los casos las personas usan un tipo de acceso remoto para poder utilizar los diferentes recursos informáticos de su organización, accediendo desde otros dispositivos que generalmente tienen en sus hogares.

No es nada nuevo pensar que en el momento en que un trabajador migra de trabajar en punto físico a hacerlo de manera virtual, aumenten los riesgos de hackeo, pues las empresas mueven dinero y un gran volumen de datos a través del internet y con el auge digital que trajo consigo la pandemia, los ataques cibernéticos aumentaron un 350% si lo comparamos respecto al 2019 (datos según el Instituto Nacional de Estadística de España).

Según lo anterior, cuando una organización decide migrar hacia el teletrabajo, debe proporcionar los recursos necesarios y pertinentes a todos los empleados, y aunque esto se haga, las organizaciones en ocasiones se olvidad de un factor muy importante: la seguridad online.

Una organización que impulsa el teletrabajo debe poseer instrumentos de protección online como firewalls, VPN corporativo, claves de acceso a plataformas, equipos con licencias actualizadas, etc.

Cualquier instrumento que se use para el teletrabajo, como el computador, teléfono móvil o cualquier otro dispositivo conectado a una red, debe contar con un protocolo de seguridad que garantice que sus redes de telecomunicación estén seguras y no sean intervenidas o usadas por terceros no autorizados.

En muchas ocasiones, los ordenadores cuentan con firewalls como antivirus que son necesarias para el teletrabajo ya que protegen las redes de datos de las organizaciones en Internet. Sin embargo, en ocasiones las organizaciones se olvidan de las redes de voz.

La telefonía hoy en día también viaja sobre redes IP (internet), pues permiten reducir costos de operación y brindarle más flexibilidades a las empresas que utilizan bastante los servicios de voz, lo cual permite que sus colaboradores sean más productivos y tengan conexiones de voz más estables que las líneas fijas tradicionales.

Pero con el auge de la telefonía IP, también se han originado nuevos retos que los profesionales en telecomunicaciones deben gestionar, y es que precisamente al moverse sobre IP, está solución de voz pasa a ser parte de le nueva era digital, que comparte aplicativos móviles y movimiento de datos, por el cual debe haber algo más que gestione y controle la seguridad en los diferentes sistemas, plataformas y dispositivos que estén interconectados mediante telefonía IP.

Es precisamente un SBC (Session Border Controller) un instrumento que ayuda a gestionar y ordenar el correcto funcionamiento de los diferentes servicios de telecomunicaciones IP. Un SBC es un potente dispositivo que gestiona los diferentes servicios integrados, tales como monitoreo, cifrados de extremo a extremo y optimización de las llamadas. Básicamente un SBC se ubica en medio de la ruta de llamada entre dos puntos, actuando como una especie de mediador especializado para las telecomunicaciones de una empresa, por lo cual ningún intruso mal intencionado externo a la organización podrá utilizar esta información para entrometerse en la red de voz IP de una organización.

Tanto para llamadas salientes como entrantes, un SBC decide por dónde enrutar las llamadas, teniendo en cuenta varios criterios: cifrado de conexión, accesibilidad, reducción de costos de llamadas y asegurar la mejor calidad de llamada posible.

En resumen, un SBC es en la actualidad un dispositivo indispensable en la infraestructura de una red de comunicaciones mediante IP, pues este funciona como un “inspector” de todas las llamadas entrantes o salientes de la organización, permitiendo identificar hackers y/o intrusos en la red de voz.

Usted no navegaría en Internet desde un ordenador que no tenga un firewall/antivirus instalado, en ese orden de ideas, ¿expondría usted su red de voz sin un SBC?

Sabemos que invertir en ciberseguridad supone un gasto, pero el no hacerlo podría tener un coste superior ya que ninguna empresa está libre de sufrir un ataque cibernético, además de que la información siempre estará segura y no se perderá por eventualidades inesperadas.

Si desea conocer más información o tiene alguna duda, por favor contáctanos, en Infinivirt somos expertos en servicios de voz e infraestructura en telecomunicaciones, con gusto nuestro equipo atenderá sus inquietudes.

-Equipo de comunicaciones Infinivirt.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *